junio 18, 2016

Accede a los lujos

La mayoría de personas que conozco no saben que pueden tener más cosas, materialmente hablando, de las que creen. Porque están acostumbrados al sistema educativo, que los ha moldeado por más de 15 años, o más.

Y ojo. No estoy estoy haciendo un llamamiento al derroche o gastar, en aspectos materiales, locamente. Pero es que, el mensaje que te estás enviando, al comprarte el reloj más costoso de la tienda, es increíblemente positivo.




Es que no es lo mismo cuando te compras una camisa de marca genérica, donde la calidad no es la misma, a que si compras la camisa más costosa, con alta calidad. No es lo mismo.

¿No te lo puedes comprar porque no tienes el dinero hoy? No te preocupes. Piensa un poco, busca la forma y cómpratelo mañana.

Desde hoy, compórtate como la persona que quieres ser; no esperes a serlo. No le tengas miedo a la abundancia, al dinero. Te lo mereces.

Una de las ténicas que yo más utilizo para acceder a algunas cosas materiales es comprarlo, y luego pensar cómo pagarlo. Haz lo mismo. Pon tu cabeza a pensar, a usar tu ingenio a funcionar y a buscar la manera de cómo pagar el lujo que te acabas de dar.

Por favor, ve a la tienda que siempre has querido entrar. Piensa que vas por todo. Cómprate lo que siempre has querido, sin importar el precio. Luego regresa y coméntame aquí si el olor a nuevo no te puso a levitar.

Saludos!