noviembre 27, 2014

Un humano y una cámara enfrente.

En Europa la transparencia es mediana, no tanto en España (¡ojo! así lo veo yo), y con su crisis y todo, han emergido algunas ideas que me parecen geniales. Me refiero a que, con un micrófono y una cámara se puede cambiar una nación.

No me interesa hablar mucho de Europa. Traigamos el tema a Latinoamérica.

Cuando en Costa Rica se toman decisiones políticas, solamente se enteran las personas que están dentro de la sala, y ya, por disposición de ellos mismos. ¿No es cierto que los políticos son servidores públicos?

Me da mucha rabia lo bien que la pasan, sin remordimientos.

¿Por qué no podemos poner una cámara enfrente cada vez que abran la boca?

Vamos prensa. Basta de Combate y tanta tontería. Educación, educación, educación.